Saltar al contenido

Ra, el dios Sol

Ra representacion

El Antiguo Egipto fue una civilización cuyos ámbitos político, social, moral y económico estaban ligados fuertemente a la religión y a las diferentes divinidades que la encarnaban. Entre ellas destaca el dios Ra o dios Sol.

Para la mitología egipcia Ra representaba al Dios del Cielo, Dios del Sol y origen de la vida. Además de ello, simbolizaba a la luz solar y exponente del ciclo de la muerte y resurrección.

Ra el Dios del Mundo Inferior

En el transcurso de los primeros años figuraba como el Dios más relevante para el mundo inferior; se contaba que en sus noches viajaba por el mundo mediante la forma de Auf-Ra, que significaba el sol poniente.

Las leyendas expresaban que viajaba por el cielo a través de una barca que iba de Oriente a Occidente, una travesía que duraba unas 24 horas.

A lo largo del día disponía de una barca llamada “Mandjet”, y por la noche contaba con una barcaza diminuta denominada “Mensenktet”; así mismo, en sus viajes se manifestaba por medio de tres entidades distintas como lo fueron: Jepri, Horajti y Atum.

El Hombre con Cabeza de Halcón

La figura mística más cotidiana que se tenga como referencia es la de un hombre con una cabeza de halcón, que se caracterizaba por poseer un disco solar. También, existía otra alternativa de culto que se entrelazo a esta deidad como lo fue Ra-Horajti, identificado como un Dios solar con cabeza de halcón.

El Dios Ra como ser venerado por los Faraones

Ra a comienzos del Imperio Antiguo actuaba como una deidad solar y se catapultó en el año 2400 a.C. como el Dios titular de los faraones de la civilización egipcia.

Ra dios del sol

Las diferentes formas de Ra

A lo largo de las diferentes dinastías Ra tuvo cambios en su forma o en su carácter divino llegando a unirse con otras personificaciones de la misma divinidad.

  • Al establecerse la dinastía IV fue proclamado como deidad nacional y seguidamente fue vinculado con el Dios tebano Amón, hecho que lo transformó en Amón-Ra, que tendría a cargo a la deidad correspondiente al panteón egipcio.
  • El periplo de Ra también tuvo que sortearse con otra deidad como lo fue la de Atum-Ra, tenía una íntima similitud con este mayor que con Amón. La esencia de Atum se vinculaba al Sol y a ser un Dios participe de la Eneada.
  • La connotación de Ra-Horajty prevaleció fuertemente como una manifestación de un dios compuesto, aquí valió enormemente el aspecto de Horus al amanecer.
  • Como la presencia de un escarabajo que incide sobre el Sol de la mañana puede considerarse a Jepri, esto conllevo a que las leyendas establecieran que era Ra al amanecer.
  • Por último, Jnum seria exaltado como una genuina manifestación de Ra, su presencia era evocada en la puesta del Sol.

Establecimiento del culto hacia Ra

Cuando corría el periodo de Amarna, el faraón en aquel instante, Akenatón, elimino el culto de Ra en detrimento de la deidad solar llamada Aton, que significaba disco solar deificado. Pero al fallecer Akenatón se restableció el culto al Dios Ra.

Las diversas leyendas argumentan que no se evidenciaba luz, solo la presencia de la oscuridad y una vasta extensión de agua que llevaba el nombre de Nun. La capacidad de poder y control que reflejaba Nun era extremadamente deslumbrante, esto hizo que en medio de las penurias surgiera un huevo de enormes proporciones que daría lugar al nacimiento del futuro Dios Ra.

Ra como dios todopoderoso

Ra era omnipotente y por tanto podía transformarse en su totalidad, la representación más conocida era la de un pájaro. Asimismo, tenía el poder de nombrar cualquier cosa y esta se volvería real al instante.

Ra además según la mitología egipcia fue el creador del Río Nilo, cuando tuvo lugar la coronación a Hapi. En aquel momento el agua en efecto empezó a fluir por todo Egipto generando fertilidad en todo su valle.

Del mismo modo, Ra se empecino en nombrar cada una de las cosas que existen en la tierra y estas sorpresivamente se hicieron realidad. Dio nombre tanto a mujeres como hombres, un hecho que sirvió categóricamente para poblar a toda la humanidad.

Su deseo más íntimo y especial con Egipto fue la de convertirse en hombre y a su vez obtener el trono como primer faraón de egipto.

Leyendas y mitos sobre Ra

El ojo de Ra era considerado como el poder vengativo de Dios ante la humanidad. Asimismo, en compañía de Osiris es estigmatizado como Dios de la vida y de la resurrección, un hecho que tiene efectos en el cambio de su nombre como Ra.

Ra, leyenda

Su poder y Rivalidad Frente a Osiris

La documentación del Imperio Nuevo resaltan la balanza que el utilizaba Osiris para calcular el peso de la conciencia de los difuntos, una función que de ninguna manera quito el protagonismo como dios de la vida y la resurrección a Ra.

Símbolos y aparición de Ra

Ra tuvo una aparición esplendida sobre la colina primitiva, donde mediante la luz y el calor pudo rechazar categóricamente los problemas establecidos, generando estupor como creador de los seres humanos al derramar lágrimas suyas y de los dioses.

Es famoso a su vez por simbolizar a la fertilidad y al poder germinativo, esto devenido de su aparición como el toro o figura de carnero Mnevis.

El Culto hacia el Dios Ra

La importancia del obelisco a manos de un haz de rayos solares representaba a su culto, que a lo largo de todos los templos del Antiguo Egipto era venerado a cielo abierto. Principalmente en la ciudad de Heliópolis contaba con un Abu Gurab, que era un templo relacionado con el faraón Niuserra.

Celebración de su Día

Cabe destacar, que los días 19 del mes “Farmuti” (entre el 27 de marzo y 27 de abril) se tenía prevista en su barca la fiesta en honor a Ra. Esta ceremonia contaba con participación tanto de Thot como de Nut, quienes en compañía de del hijo de Ra llamado Micerino formaban permanentemente el protocolo que serviría para investir a sus sucesores.