Saltar al contenido

Osiris, dios de faraones

osiris dios

El nombre de Osiris representa a un Dios y rey mítico del Antiguo Egipto encargado de la aparición de la agricultura a lo largo del rio Nilo y también soberano del más allá junto a Anubis.

La realización de una conspiración organizada dirigida por su hermano menor Seth, generó que Osiris muriera ahogado en las afluencias del Nilo. Afortunadamente volvió a la vida por medio del poder mágico de sus hermanas Isis y Neftis.

El Juez Soberano y Dios de la Eternidad

Cabe señalar que el martirio sufrido por Osiris le permitió conquistar al Mas Allá, esto como consecuencia de convertirse en juez soberano y supremo de las leyes apegadas al Maat.

Al transcurrir el Imperio Medio de Egipto, la ciudad de Abidos se transformó en la localidad de Osiris, originando el magnetismo hacia los fieles que buscaban la eternidad.

La grandeza de la ciudad se debía a las fiestas de Año Nuevo y a la veneración a una reliquia sagrada, la cual simbolizaba a la cabeza del Dios.

Dios de la Fertilidad y su influencia como Osiris-Apis

La estigmatización de Osiris como dios funerario y juez de las almas fue una condición que pudo establecer a partir del primer milenio a.C.; la próxima cercanía a las crecidas del Nilo lo catapultó como dios de la fertilidad –antes lo fue Min-, una cualidad que conllevó al incremento de su popularidad en la población de origen nilótica.

Para el siglo IV a C se adoptó su culto en las colonias griegas que se ubicaban en Menfis, esto fue a través de la denominación Osiris-Apis, un toro sagrado muerto y momificado.

La fama de este culto hizo que fuera introducido por los gobernantes lágidos en Alejandría a través de Serapis, un dios sincrético grecoegipcio.

Destierro de Osiris Junto a Isis

La conquista de Egipto a manos de los romanos fue un impacto traumático,  puesto que Osiris e Isis son desterrados a Roma y en su imperio sufren de anomalías; posteriormente al llegar al siglo IV d.C., su legado es ferozmente eliminado por el cristianismo y la prohibición del paganismo estructurado por el Edicto de Tesalónica.  

Misterios del reinado de Osiris

La figura de Osiris contempla una de las primordiales deidades pertenecientes al panteón egipcio, llamativamente los orígenes relacionados a su culto tienen misterios todavía sin resolver.

Se tiene constancia de Osiris a partir del siglo XXV a.C. y su obra genuina se traslada a finales de la IV o inicios de la V dinastía de Egipto.

El establecimiento de una ofrenda con destino a Osiris y Anubis anunciaba el nombre por vez primera de la deidad,  donde las historias hablan de la posible hija de Kefren: Hemetre, como hija real y sacerdotisa de Hathor.

Osiris historia

¿Cómo era la apariencia de Osiris?

La primera representación de Osiris es incompleta y aparece en un breve fragmento en el templo alto perteneciente al faraón Dyedkara Isesi; este dios se muestra con aspecto masculinoy caracterizado por una enorme peluca divina.

Estudiando los testimonios de la antigüedad existe uno con la inscripción de la figura de Osiris, este es expuesto en el dintel ubicado en la tumba del sumo sacerdote Ptah Ptahchepses, cuyo legado finalizo en el reinado del faraón Nyuserra a consecuencia de su muerte.

Su descubrimiento deriva de la ciudad de Saqqara y adscrita a la necrópolis de Menfis, el dintel se trasladó y conserva en el Museo británico de Londres.

La Personificación del culto hacia Osiris

El culto hacia Osiris tuvo lugar en diversas ciudades como en el Valle del Nilo, Busiris, Heliópolis, Hermópolis Magna y Menfis.

Mediante las palabras del egiptólogo de origen francés Bernard Mathieu, la llegada de Osiris fue consecuencia de una decisión de carácter real, por ello su culto fue extendido rápida y oportunamente por todo Egipto al transcurrir la V dinastía.

Por medio de un juego grafico ambientado en un jeroglífico y representado por un trono se puede dar significado a su nombre. Desde el comienzo la actuación de Osiris vino acompaña de Isis, se le recordaba como el “señor de los funerales y juez de los difuntos”.

La influencia de su figura antropomorfa sobre su Dogma

El físico al que se asocia es antropomorfo, algo muy distante de las formas animales que caracterizaban a otros dioses con cabida en el periodo predinástico. Gracias a la prestancia del clero Heliópolis pudo desarrollarse el dogma de Osiris, este estuvo bajo el control estricto del poder monárquico a su vez fue el encargado de masificar su importancia por la nación egipcia.

La influencia de Osiris pudo constatarse en diversos templos como los fueron: Busiris, Heracleopolis Magna y Abidos.

Osiris, ¿el Rey Muerto?

La presencia de Osiris estuvo claramente vinculado a la monarquía egipcia y se le estigmatizaba como un rey muerto, haciendo que sus atributos estuvieran sumergidos en los faraones.

Osiris leyenda

Pese a que era magnificado como un gobernante del Antiguo Egipto, sus diferentes representaciones lo exponen como un ser que solo contaba con una corona blanca de Hedjet, dicho símbolo estaba relacionado al Alto Egipto y consistía en un gorro grande que se estiraba hacia arriba y finalizaba con una protuberancia.

En la vestimenta de Osiris se resaltaban dos inmensas plumas laterales, primordialmente de avestruz y que llevaban el nombre de corona Atef; también eran resaltantes símbolos de poder el cetro de Heka y el flagelo de Nekhekh, objetos que se situaban en su pecho y eran sostenidos por las manos.

Otra deidad que quizás te interese: Ra, el dios del Sol

La particularidad de ser considerado un dios muerto puede comprobarse en su momificación, aquí demostraba diferentes posturas como eran la de estar acostado en su cetro funerario, o estando de pie como certeza de quevencía a la muerte.

Reliquia de su cuerpo desmembrado

El ritual correspondiente a las fiestas del mes de koiahk (28 de noviembre – 26 de diciembre) fueron originadas y realizadas en las ciudades de Abidos y Busiris, estas se extendieron a lo largo de la dinastía XI y se caracterizaban porque absolutamente todos los templos poseían una reliquia del cuerpo desmembrado de Osiris.