Saltar al contenido

Mitología, la narración popular del pasado

mitologia-egipcia

La mitología aparece con el propósito de explicar el mundo. El ser humano podía así, convivir con un universo que le era desconocido. Sin embargo, la profundidad de los mitos es tal, que a día de hoy y a pesar de todos los avances del conocimiento, siguen teniendo un lugar irreemplazable en la humanidad.

La mitología egipcia es una de las más destacadas y sobre todo una de las más antiguas, ya que convivió con la humanidad durante más de 3.000 años. A día de hoy sigue fascinando a egiptólogos y curioso en el tema.

¿Qué se entiende por Mitología?

La mitología encierra un abanico de mitos cohesionados, donde una serie de relatos van a formar parte de una religión, cultura u otro ámbito.

Así mismo, los mitos pueden estar íntimamente relacionados a narraciones, discursos y expresiones culturales que fueron introducidos en una determinada cultura o época.

La orientación de los mitos va a estar sujeta a la tradición y a la leyenda como estándares para entender el universo, la creación del mundo y los fenómenos naturales, entre otros.

El papel trascendental de la Religión

Cabe resaltar que la inmensa mayoría de mitos se encuentran asociados a una deidad o fuerza natural, pero en enormes ocasiones estas representaciones divinas o históricas han trascendido de generación en generación.

Mitología romana, mitología nórdica y mitología celta

Algunas de las principales son la mitología egipcia, la mitología romana, la mitología celta y la mitología nórdica. También hay algunas muy determinadas que se caracterizan por representar exclusivamente a una región, como puede ser la mitología asturiana.

¿Cómo pudo accederse a la mitología del pasado?

Los principales resquicios encontrados de la existencia del libro de Thot, el Kojiki para los japoneses, los Eddas mayor y menor para la mitología nórdica, el Libro tibetano de los muertos junto con el Mahabharata para los hindúes, o los escritos de Hermes Trismegisto para las civilizaciones egipcia y griega. 

Todos ellos son una muestra viviente de la importancia de los mitos y leyendas acerca del origen del mundo y de la humanidad.

Gracias a ellos arqueólogos e historiadores han conseguido descifrar el misterio oculto tras muchas de estas mitologías.

¿Cuáles son los Procesos que Enmarcan a la Mitología?

Con la llegada del romanticismo a Europa encabezada por el movimiento Sturm und Drag alemán, se rescataron leyenda y mitos asociados con la cultura y creencias de cada región y país antes de la llegada de las tres religiones monoteístas.

mitologia egipcia personajes

De este modo, cada lugar encontró sus antiguos cultos y rituales que les eran propios y que estaban caracterizados por su orografía, clima, paisaje o carácter particular.

En este momento viajeros del romanticismo, investigadores, literatos e intelectuales dieron a conocer una gran cantidad de bibliografía asociada a esta temática, que junto con las artes trajeron de nuevo el interés por la mitología a la población.

¿En que se Basó la Mitología Egipcia?

La mitología egipcia abarca un sistema de creencias que se mantuvo casi imperturbable durante 3.000 años.

Principalmente desde la época predinástica hasta la llegada del cristianismo, donde las prácticas religiosas egipcias se prohibieron en los tiempos del año 535 d.c. cuando gobernó Justiniano I.

La Mitología Egipcia en Dos Fases

En el Antiguo Egipto la veneración religiosa hacia la mitología iba a estar estructurada en dos fases.

La primera, durante la época predinástica; en ella se consideraban a los fenómenos naturales como sucesos desconcertantes o temerosos ya que no se tenía referencia la razón de su procedencia; aspecto que fue íntimamente relacionado con las divinidades con particulares rasgos de animales, generando seres con forma humana, pero con rasgos zoomorfos.

En segunda instancia, pese a la unión de los pueblos egipcios tanto en el Alto como Bajo Egipto, cada uno de ellos por separado, contenía deidades protectoras, haciendo muy representativa la veneración hacia los dioses en cada una de las ciudades; estos a su vez, podían adquirir mayor o menor importancia según el grado que amparase a cada ciudad.

Por ejemplo, en Heliópolis se adoraba al dios Ra, en Tebas a Amón, en Menfis a Ptah y así sucesivamente.

mitologia egipcia diosas

¿Quiénes era los Organizadores y Promotores de la Mitología Egipcia?

El papel de los sacerdotes pertenecientes a los templos consistía en organizar a la multitud de dioses y estudiar sus relaciones en la mitología egipcia, la conformación del mundo, las crecidas del Nilo, etcétera.

Se buscaba idear y sistematizar las creencias asociadas a la teología Heliopolitana, Tebana, etc.; las cuales eran sumamente destacadas en los Textos de las Pirámides o el Libro de los Muertos.

Origen y Estructura de las Deidades

Es resaltante señalar que las diferentes divinidades asociadas a la mitología se encontraban organizadas en cinco grandes grupos como lo fueron: La Eneada de Heliópolis “Las almas de Tot”, La Ogdoada de Hermopolis, La Triada de Elefantina, La Triada de Tebas y la Triada de Menfis.

La práctica del embalsamiento y la momificación en la Mitología Egipcia

Las principales creencias de la mitología egipcia radicaban en la inmortalidad de los dioses y los faraones, seguidamente se fue ampliando al resto de los egipcios.

Este proceso conllevó a la práctica del embalsamiento y la momificación, todo esto se realizaba con la finalidad de preservar la integridad total del individuo en la futura vida, algo muy presente en la mitología egipcia.

También, se creía que si a alguna persona le faltaba algún miembro de su cuerpo sería imposible realizar el viaje hacia el más allá.

¿Cómo era la Influencia de la Mitología Griega y Romana en Egipto?

Egipto se caracterizó por mantener relaciones con Nubia, Libia y Canaán, así mismo, con los pueblos fronterizos, comerciales o bélicos durante varios años.

La mitología egipcia durante los últimos años de su reinado recibió una influencia griega y viceversa. Debido fundamentalmente a la dinastía ptolemaica y al periodo helenístico.  

A su vez, el dominio cada vez mayor del imperio romano cayó en Egipto, llegando a prohibir de forma paulatina prácticas religiosas y finalmente el culto politeísta.

De esta forma, el sincretismo llegó a Egipto, que no fue una excepción. Algunos rasgos de sincretismo podemos encontrarlos inclusive en las religiones monoteístas, que al haberse ido extendiendo por el mundo han convivido con deidades anteriores bajo el nombre de las suyas.