Saltar al contenido

Min, el dios de la fertilidad predinástico

min dios de la fertilidad

El dios egipcio Min fue un dios completamente apegado a la naturaleza y a la fertilidad masculina, motivo por el que se le asocia con la lluvia y siembra de los campos, fundamentales para la economía egipcia.

El culto y legado del dios transcurrió fundamentalmente durante la era predinástica, aunque durante las 33 dinastías se mantuvo en menor medida su culto que puede verse reflejado en los diferentes templos.

También se le consideraba cuidador de los comerciantes y los mineros.

¿Cómo era Min, dios de la lluvia?

Era conocido como un hombre de piel negra o en su defecto verde, unos colores que representaban a la regeneración y a la fertilidad. Contaba asimismo con un falo erecto que ubicaba sobre un pedestal, y tenía una esbelta corona de dos inmensas plumas y flagelo.

En la mitología egipcia el dios era simbolizado como un toro negro o león. La apariencia de un hombre barbudo es otra de las alternativas en el físico de Min, donde es coronado por dos plumas y teniendo un rayo en su mano derecha.

Min significado

¿De dónde provenía?

En el Antiguo Egipto se consideraba al dios como una de las deidades de mayor importancia, para la era predinástica se tiene como referencia el epicentro de su culto. Sus orígenes provenían de una ruta que se encontraba bastante cercana al Uadi Hammamat, una zona de mercaderes y mineros que siempre fueron protegidos por el Dios con forma de toro.

Las viejas leyendas atribuyen a Min como una deidad lunar íntimamente conectada con el calendario; del mismo modo, sus vínculos de la mano de la realeza eran síntomas de extremada abundancia.

Estuvo muy ligado tanto a Ra como a Shu, puesto que alguno de ellos era el padre de Min; en cuanto a su madre, se tiene como referencia Jentit-Iabet quien también llego a ser su esposa en algún momento.

Árbol genealógico de Min

Se le consideró pareja de Repit en la ciudad de Atribis; y  posteriormente fue vinculado con Aperetisis en la época griega, relación en la cual pudo engendrar a Kolanthes. En algún instante formo triada con Kadesh y Reshep.

Por otro lado, por medio de una estela perteneciente al museo de Louvre se le expone como presunto hijo de Osiris e Isis.

Min, dios de la lluvia y los comerciantes

Durante la época predinástica se le conoció como “Jefe del Cielo”, “Abridor de las Nubes”, “Dios de la lluvia y fuerza generadora” y “Guardián de los caminos”, esta última denominación producto de actuación como defensor de los comerciantes y caravanas que recorrían el desierto.

Cabe destacar, que Min al ser Dios lunar llego a tener el apelativo de “Protector de la Luna”. Al ser fecundador de la diosa-cielo se le atribuía el nombre de “Toro de su madre”. Para cerrar, la deidad también recibió el nombre del “Señor del Desierto Oriental”.

Min como dios de la fertilidad egipcio

Al transcurrir el Imperio Medio, el Dios Min estuvo íntimamente relacionado con Horus el Viejo por medio del apodo “Min-Horus, mientras tanto en el Imperio Nuevo su afinidad con Amón-Ra fue muy popular para aquel entonces.

Amón se consideró un gran seguidor y heredero de Min, puesto que varios de los atributos que caracterizaban a la deidad de la fertilidad fueron recogidos y mostrados como fue el caso del falo erecto, un símbolo que representaba a la potencia fecundadora masculina.

Otra deidad que quizás te interese: Bastet y el culto a los gatos

En Luxor fue asociado a la serpiente Kalmutef, esto como consecuencia de su papel como Dios de la fertilidad y vegetación, una cualidad que lo llevo a que los griegos lo compararan con el Dios Pan.

Min fertilidad

Homenaje a su culto

En gran parte del Antiguo Egipto el culto hacia el dios fue impresionante por su duración y popularidad, este proceso perduró desde la época predinástica hasta llegar al periodo romano.

La adoración por el Dios fue trascendiendo paulatinamente fronteras, como fue el caso de Grecia donde denominaron a la ciudad de Ipu o Jent-Min como Panópolis en honor a su legado.

Además, fue venerado en las regiones de Jemnis y Coptos con el estandarte de un toro blanco de nombre “Tep Hesepet” durante el tiempo del Imperio Nuevo.

“La salida de Min”

Representaba al dios del mes de Tybi, tanto al comienzo de la estación de Peret o de la siembra. El último día del mes lunar contemplaba la consagración del dios y era denominado “La salida de Min”.

Al establecerse el Imperio Nuevo, el dios era muy venerado y popular, constancia de ello fue la celebración de fiestas orgiásticas el 28 del mes de Mesore (25 de julio – 23 de agosto) como honor a su persona.

Veneración en la “Fiesta de la Escalera”

Cuando se lograba la primera cosecha de trigo derivada de la “Fiesta de la Escalera”, a Min se le ofrecía antes que al resto de dioses.

Se consideraba a la lechuga como la planta sagrada de la deidad, debido a su pensado contenido afrodisiaco; así mismo, al establecerse el inicio de la estación de cosecha se tenía como ritual relucir la imagen del dios desde los templos hacia los campos.

Dicha acción era tomada como el acto central en el festival “La salida de Min”, en él se procuraba bendecir a los cultivos y escenificar juegos gimnásticos en honor a su trascendencia.

La particularidad de su falo erecto

Por su simbolismo, el dios siempre se mostraba con el falo erecto, una condición que para los cristianos era una completa aberración, originando que sus imágenes o representaciones fueran eliminadas de los templos.

Dada esta circunstancia, los egiptólogos  victorianos únicamente mostrarían fotografías de la deidad desde la cintura hacia arriba, o en diversas ocasiones se planificaban estrategias que permitieran cubrir la totalidad de su pene.

La teoría anterior establecida por los cristianos era refutada por los egipcios, debido a que el dios era un ser que no se tildaba de polémico; es más, disponía de normas muy laxas referentes a la desnudez.

Los testimonios históricos soslayaban que el hombre de piel negra al tener un carácter abierto y ameno hacía que sus acompañantes de manera natural anduvieran desnudos sin ningún tipo de prenda.

Descubrimiento de estatuas y alusión como dios egipcio

El descubrimiento de dos enormes estatuas de Min por Flinders Petrie en la ciudad de Qif, se encuentran en la actualidad en el museo de Ashmolean y se consideran que son de naturaleza predinástica.

A pesar de que su nombre no está impregnado en las pirámides, se piensa que la frase denominada “Aquel cuyo brazo se extiende al este” es una clara alusión al Dios egipcio.