Saltar al contenido

Dioses Egipcios

dioses egipcios nombres

La mitología del Antiguo Egipto estaba basada en los diferentes dioses egipcios que la conformaban, cuyo impacto en los gobernantes faraones y en la población general fue enigmática y trascendental para el plano religioso de la época.

Conocer su apariencia física, sus vestimentas y poderes es verdaderamente apasionante a día de hoy.

El Antiguo Egipto estuvo marcado por la adoración hacia una serie de dioses que engrandecieron a la civilización egipcia, las diferentes creencias y ritos existentes permitieron el avance y la consolidación de la religión.

Las denominadas deidades eran aquellas fuerzas y eventos naturales que los egipcios veneraban abiertamente con la utilización de ofrendas y rituales que representaban el epicentro de su devoción.

La Relevancia de los Dioses en el Antiguo Egipto

Cuando se fundó aproximadamente en el año 3100 a.C. en Egipto el faraón actuaba como máxima autoridad para ejecutar todas las tareas concernientes a la religión, este se autoproclama como representante de los dioses y se encargaba de todo lo inherente a la administración de los templos donde se producían los rituales.

Por medio de los mitos y las diversas relaciones entre deidades se pudieron sustraer las diferentes características que resaltaban a estos seres, aspectos como los lazos familiares, grupos jerárquicos y la unión entre dioses fueron los elementos de mayor trascendencia para poder identificarlos.

El Antiguo Egipto consideraba a humanos, animales, objetos y otras manifestaciones como seres o símbolos de naturaleza divina.

¿Cómo se llamaban los Dioses Egipcios?

En el transcurso de diversos periodos existieron una gran cantidad de dioses como lo fueron la Deidad Solar Ra, el Dios Amón y la diosa madre Isis.

Legendariamente se atribuyó a la deidad más grande como al creador del mundo, el cual estaba conectado con el poder que podía dar el sol.

Inicios Religiosos en el Periodo Arcaico

Al desarrollarse el Periodo Arcaico de Egipto entre 3100 a 2686 a.C., aparecen los primeros síntomas de la existencia de dioses de las posteriores dinastías.

Estos seres comenzaron a emerger en el periodo Predinástico (3100 a.C.) y se formaron a través de creencias religiosas e históricas, donde las obras de arte de aquella época muestran la gran variedad de figuras humanas y de animales existentes.

Durante el Periodo Arcaico la civilización egipcia se conformaba por aldeas pequeñas e independientes; puesto que en gran parte los dioses provenían de regiones y pueblos particulares.

Los expertos señalan que el panteón se estableció en comunidades dispersas que decidieron unirse para establecer agrupaciones colosales.

Lo anterior ayudo a consolidar y expandir la adoración hacia las deidades de origen local.

La Consolidación de la Religión

La confirmación final de la religión en el Antiguo Egipto llegó gracias a la unificación del territorio, haciendo que los mandatarios del Alto Egipto se autoproclamaran como faraones de la nación entera.

Por consiguiente, los anteriores en compañía de sus subordinados decidieron asumir el derecho exclusivo de interacción con los dioses, conllevando a que la religión estuviera permanentemente ligada a la monarquía egipcia

Dioses egipcios historia

Las creencias religiosas relacionadas a los dioses subrayan el papel ejercido por los escribas y sacerdotes, estos tenían amplios escritos y conocimientos religiosos que no podía tener ningún otro ciudadano de Egipto.

La diferenciación correspondía a que solamente la sociedad élite tenía el privilegio de comunicarse con las deidades, en conjunto con que la mayor parte de la población era analfabeta.

Los Dioses y su Influencia Sobrenatural

Los dioses egipcios todo eran conocidos por ser seres que se asociaban a eventos naturales o sociales, las creencias señalan que siempre estaban inmiscuidos en la realización humana.

La aparición de fenómenos sobrenaturales y fuerzas abstractas eran conceptos atribuidos a las deidades.

Las historias asociadas a la civilización egipcia argumentaban que todo acto o conducta divina gobernaba a la naturaleza; los dioses se sustentaban en el “maat” como estrategia que seguirían los seres vivientes.

Así mismo, la implementación de la fuerza divina se denominaría “heka”, constituyéndose como don esencial del creador inserto para constituir al mundo.

Las Deidades en el Universo

La leyenda fundamental estipulaba que los dioses se encontraban en el cielo, pero aquellas deidades que tenían que cumplir funciones en el Universo iban a estar apegados a zonas especiales.

El Significado de sus Nombres

Para el entono egipcio los nombres están sujetados a la naturaleza fundamental de las cosas a las que se refieren. El mantenimiento de dicha creencia solo puede abordarse si los nombres correspondientes a las deidades pueden sincronizar sus respectivos roles y esencia. 

El nombre de la diosa Sejmet hace alusión a “la poderosa”, para Amón el significado es “el oculto” y la denominación para la diosa Nejbet es el “Nejab”.

Las relaciones de las divinas egipcias eran cambiantes y complejas. Cabe destacar que la conexión entre los dioses iba a estar determinada por la personalidad; en ese caso, Isis es un ejemplo palpable, puesto que al haber sido senadora y patrona de los reyes pudo afianzar un vínculo de madre y protectora de su hijo Horus.

¿Cómo era la apariencia de los Dioses?

Los libros y recopilaciones históricas describen detalladamente el cuerpo de los dioses, los cuales se caracterizaban por estar formados de materiales preciosos. En tal sentido, su carne era de oro, sus huesos tenían plata y un pelo lapislázuli. Para muchos egipcios el aroma que impregnaba se asemejaba al de incienso existente en los rituales.

Sin embargo, a pesar que los dioses presentaran características similares, los mitos vislumbraban que las deidades cambiaban su apariencia para adaptarse a situaciones particulares.

Dioses egipcios características

En líneas generales, los estudiosos de la civilización egipcia contemplan que los dioses eran misteriosos, y por tanto sus representaciones visuales no son estrictamente apegadas a la realidad.

El Faraón como deidad

Las comunicaciones oficiales establecían que los faraones eran seres divinos y se encontraban representados y acompañados por deidades del panteón.

Es importante mencionar que el faraón en el cargo y sus predecesores siempre se considerarían sustitutos de los dioses que en la prehistoria habían sido gobernantes del Antiguo Egipto.

Entre los dioses de mayor relevancia que existieron están Amón, Ra, Thot, Mut, Isis, Osiris y Horus.

¿Cuándo Terminó la Religión del Antiguo Egipto?

El deterioro significativo de la economía romana en año III d.C. implosionó negativamente para los templos y cultos de Egipto y los gobernantes de tendencia cristiana decretaron la no veneración de las deidades egipcias.